Introducción

La tipografía no puede ser solo comprendida desde su formalidad, debe trascender en mucho los límites de lo visual y debe ser anclaje natural de lo conceptual, manifestación cultural con todo el peso que ese rol conlleva y con todo el significado que esa condición traslada a los productos tipográficos.

Es tarea ineludible para el tipógrafo la definición y difusión del contexto para el que propone una tipografía. Más allá del rol metodológico que pudiera llegar a tener esta definición, esta práctica se hace necesaria en tanto es una instancia de la cadena productiva del diseño gráfico: todos los aspectos que se orienten hacia una mayor comprensión y compenetración del producto tipográfico por parte del usuario final, deben ser elementos definitorios para el tipógrafo.

Tomando estas consideraciones principales a modo de marco ideológico, generamos este dogma como forma de proponer otra modalidad de encarar el asunto tipográfico en lo que a producción y, sobre todo, a distribución de tipografías se refiere.

No se pretende plantear una dicotomía excluyente entre tipografías digitales y tipografías dogma, simplemente se plantea (y se manifiesta) la posibilidad de crear productos tipográficos transitando unos carriles diferentes a los usuales, sin desmedro de estos últimos. 

Las tipografías dogma580 se definen en base a una serie de características diferenciales:

1

Limitar la cantidad de licencias de uso disponibles a nivel mundial para una familia tipográfica.

Es una renuncia al mercado masivo y, en cambio, un ofrecimiento al diseñador de un elevado grado de exclusividad tanto para los productos gráficos en que las utilice como para su estudio gráfico en general.


2

Seguir una política de precios estable:  el dogma580 desestima la implementación de ofertas y la variación del precio de venta.

Deseamos alejar la selección tipográfica de la oportunidad en el costo como factor de seducción para la compra del producto.


3

Abordar el diseño de tipografías observando un mapa de caracteres acotado a la realidad cultural-idiomática del tipógrafo que las produce.

Las tipografías dogma580 se producen para un contexto idiomático determinado por la matriz sociocultural del tipógrafo y la eventual expansión del mapa de caracteres se realiza con posterioridad y en función de la participación de hablantes de los idiomas involucrados en el proceso productivo.


4

Habilitar la colaboración entre diseñador y tipógrafo como forma de afinar al máximo los productos tipográficos.

La limitación en la cantidad de licencias tipográficas y el apego al involucramiento de hablantes de los idiomas cubiertos por el mapa tipográfico promueve una relación más cercana entre diseñadores y tipógrafos para la adecuación de las características tipográficas a un proyecto específico sin descuidar el contexto cultural.

Aclaraciones
Emplearemos a lo largo de este documento algunas definiciones con una acepción que tal vez no sea la más frecuentemente aceptada, por ello es que aclaramos su alcance en este apartado.

Tipografías dogma
Serán aquellas que se diseñen cumpliendo con los postulados de este documento. Una de las ideas base para la definición es la de concebirlas como si de un producto físico –y no digital– se tratara. Este aspecto resultará caprichoso a esta altura, pero confiamos en que a lo largo de este documento daremos sentido a tal consideración.

Dentro de esta concepción “física” de la tipografía se enmarca la concepción de la misma como materia prima, como una postura que remarca su inserción en la cadena productiva del diseño de comunicaciones visuales y no como un producto final. Así, a lo largo del texto, nos referiremos indistintamente a la tipografía como materia prima o como producto.

Tipografías digitales
Son aquellas fuentes tipográficas disponibles en formato digital cuyo diseño no está comprendido dentro de las definiciones del dogma580.

De manera estricta todas, dogma y digitales, son de naturaleza digital, pero empleamos esta diferenciación como forma de simplificar la redacción y lectura de este documento.

Cultura
Referiremos a la cultura en sentido antropológico amplio, haciendo énfasis en aquella expresión propia de la actividad humana pero determinada en gran medida por la pertenencia a un grupo social específico y, principalmente, en lo relacionado al idioma y a las comunicaciones.

Diseñador y tipógrafo
Distinguimos entre diseñadores y tipógrafos del siguiente modo: los diseñadores son quienes utilizan la materia prima tipográfica, tipógrafos aquellos que la generan. En algunos pasajes de este documento el diseñador ocupará el rol de cliente (comprador de licencias de uso de la tipografías) y el tipógrafo el de oferente o vendedor de esas licencias de uso.


Diseño tipografías desde hace unos once años, más o menos. Ninguna de las que he diseñado antes cumple con lo expuesto en este dogma. Llego a él mediante la reflexión sobre nuestra práctica y sobre un futuro deseable. Llego a él entendiendo que el futuro deseable solo es accesible a través de la construcción del presente. Cruzo estas reflexiones con valores y definiciones ideológicas… quedan abiertas las puertas al debate, al intercambio y al cambio.

Vicente Lamónaca
enero de 2018